La Raclette y los estándares

He dedicado un par de tardes a tratar de encontrar un cable para conectar mi Raclette a la corriente, ya que con la mudanza se me había perdido. El tiempo pasaba y la Raclette del domingo se acercaba, y por más tiendas y servicios técnicos que visitaba, nadie tenia el cable, y si lo quería tenía que esperar 10 días.

Con este panorama y visto que no tenía una máquina del tiempo a mano (lástima), decidí hacer un poco de bricomanía y fabricarme mi propio cable para conectar la Raclette. El proceso ha sido sencillo, ya que se trata del típico enchufe que utilizan los ordenadores de sobremesa. Pero tal como podéis ver en la foto, a Tefal no se le ha ocurrido nada mejor que poner una mueca que impide que se utilicen esos cables que venden en cualquier sitio por menos de 5 €.

Al final he tenido que coger uno de eso cables y hacerle una mueca con el cuchillo. La verdad es que ha sido una solución bastante arcaica pero útil! Funciona y ya puedo celebrar la Raclette del domingo sin problemas. Aquí el resultado:

Ahora llega la reflexión.. ¿tanto le costaba al señor Tefal utilizar la conexión estándar? No le veo ningún sentido, ni económico (seguramente ganaran 2 duros vendiendo esos cables a los 4 despistados que lo hemos perdido alguna vez), ni práctico. ¿Alguna idea?

Entradas relacionadas:

Cómo viajar a Marruecos en low-cost

A causa de la apertura del espacio aéreo marroquí, desde hace un par de años podemos encontrar diversas compañías low-cost que operan desde España a Marruecos a precios muy económicos. Yo es un viaje que recomiendo por el gran cambio cultural entre estos dos países y su cercanía geográfica -en un par de horas puedes plantarte en Marrakech desde Barcelona-.

A continuación voy a nombrar las diferentes compañías aéreas y sus lugares de origen y destino, así como sus ofertas económicas:

AtlasBlue: Alternativa low-cost de la compañía estatal marroquí Royal Air Maroc (similar a Iberia en España). Vuela a Marrakech y Tánger desde Barcelona y Madrid. Tiene otros destinos más curiosos como las ciudades de Al Hoceima o Oujda desde ciudades alemanas y francesas.

Jet4you: ATENCIÓN, mucho cuidado con esta gente. A nosotros nos anularon un vuelo sin avisar con el consiguiente problemón. ¡YO NO VOLVERÉ A SUBIR A SUS AVIONES! Más detalles aquí.

airArabia: Compañía de los Emiratos con oferta recién creada desde Barcelona a Casablanca y Tánger. Precios muy económicos.

RyanAir: La compañía low-cost más conocida, viaja a Fez (un destino no muy habitual pero sí muy interesante) desde Alicante, Girona y Sevilla, y a Marrakech desde Alicante, Girona, Reus y Sevilla. Opción interesante para aquellos que tengan cerca su aeropuerto, y sobretodo para los que viajen a Fez, destino muy poco habitual en las low-cost pero que merece mucho la pena, ya que es una de las ciudades más típicas de Marruecos.

EasyJet: Otra compañía low-cost habitual, que viaja a Casablanca y Marrakech desde Madrid. Sus precios suelen ser correctos si los cogemos con suficiente antelación, pero con poco tiempo puede llegar a ser tan cara como las compañías habituales.

Otras alternativas: Hay otras alternativas más tradicionales como puede ser Iberia o Royal Air Maroc, que puntualmente tienen ofertas más interesantes que las compañías nombradas anteriormente.

Antes de viajar es recomendable recorrer estas páginas para encontrar la alternativa más económica y que se adapte mejor a los horarios de nuestro viaje. Es importante recordar que Marruecos es un país que se puede visitar por libre y que tiene una importante oferta turística, sobretodo en ciudades como Marrakech o Casablanca.

Entradas relacionadas: