..lo que cuestan las cosas..

Hoy nos ha pasado algo un poco surrealista. Luis y yo hemos cogido el coche y hemos ido a ver unos clientes cerca del Montseny (a.k.a. el quinto pino). Pues bien, después del largo viaje y de la tradicional perdida, hemos comenzado nuestra reunión, pero enseguida nos hemos dado cuenta de que algo no andaba bien. Los clientes nos pedían una mega aplicación con una complejidad alta pero creían que hacer algo así era coser y cantar.

Y es que hay muchas veces en las que la informática no “luce”, es decir, la mayoría de la gente no ve la cantidad de trabajo que puede costar una aplicación, y por tanto tampoco la valoran adecuadamente. En todo caso lo de este personaje es para enmarcar porque ha soltado perlas como “total eso son unas tablas y unos registros, es fácil!“. Me han entrado unas ganas enormes de levantarme y irme para casa, pero la educación ha podido mas y los hemos escuchado hasta el final.

Pues nada, si es tan fácil que lo haga él. Nosotros nos vamos a dar el gustazo de rechazar el trabajo (es la satisfacción del día). Estos proyectos se ven de lejos que no van a funcionar bien, y que por mucho esfuerzo que hagas tanto tu como el cliente al final no vais a estar satisfechos.

Para rematar la faena, dos de los factores importantes a la hora de aceptar un proyecto, como son el tiempo y el dinero estaban totalmente descompensados. En cuanto al tiempo, la aplicación tenia que estar acabada “para mañana”. Y en cuanto al dinero “tenemos poquito dinero, muy poquito”. Me encantaría poder tener un seguimiento de este proyecto pero por suerte creo que no me van a volver a ver el pelo por ese pueblo cerca del Montseny. Es una lastima porque parecía bonito…

Entradas relacionadas:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *