To blog or not to blog?

En el pasado post os hablé mi amiga viajera que había decidido dar la vuelta al mundo. Pues bien, en estos meses antes de su partida hemos tenido una interesante conversación sobre si debía hacer un blog o no. Por un lado había condicionantes negativos; a saber:

  • La gente conocida (no amiga) le pedía hacer un blog para saber qué tal iba su viaje.
  • Todo el mundo que hace la vuelta al mundo escribe un blog (es como hacer un calendario desnudo para navidad, ya no es novedad).
  • Es un engorro ir explicando tu viaje en vez de disfrutarlo. Queda descartado por lo tanto el blog tipo “diario”.

Puntos positivos:

  • Es una manera fácil de comunicar con mucha gente a la vez (evita tener que ir enviado mails personalizados).
  • El resultado es un bonito resumen del viaje. Escribes en el mismo momento que estás sintiendo las cosas y no a posteriori.

Vosotros que haríais si estuvierais en su lugar? Crearíais un blog y contaríais vuestra aventuras y desventuras por internet? O bien disfrutaríais a tope de la experiencia contestando solo a los mails de los más allegados?

El resultado final ha sido una solución intermedia entre los pros y los contras; ha decidido hacer un blog pero su dirección solo la conocen sus amigos y en el cual no va a actualizar con periodicidad, sino cuando le venga en gana. Yo personalmente me alegro de que haya creado su propio blog y que no utilice la herramienta del chafardeo por excelencia llamada Facebook.

Foto playa por bk86a

Entradas relacionadas:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *